• Inicio    >
  • Noticias    >
  • Karin Weil habla de Patrimonio: Qué es y cuál es su sentido

Karin Weil habla de Patrimonio: Qué es y cuál es su sentido

13 junio, 2017

Karin Weil,  Directora de la Dirección Museológica Uach y directora Fundación Plades, se refirió en columna de Diario El Llanquihue acerca de Patrimonio. “Cuando hablamos de patrimonio, sea este referido al cultural, natural material e inmaterial, no podemos sino referir a una comunidad y a un territorio”, enfatiza.

El patrimonio es necesariamente aquello reconocido como tal por un grupo de personas que lo crean, mantienen y transmiten. Hay cosas que nos parecen necesarias de preservar, su importancia puede deberse a su valor económico actual o potencial, pero también, y por sobre todo, porque provocan una cierta emoción o nos hacen sentir que pertenecemos a algo, un país, una tradición o un modo de vida.

Puede tratarse de objetos que poseemos o edificios que explorar, de canciones que cantar o relatos que narrar.

Cualquiera sea la forma que adopten, estas constituyen un significado y sentido de pertenencia que nos exige un compromiso activo en salvaguardarlo. En la actualidad, el concepto de patrimonio esta siendo cada día más cuestionado, no sólo en su enfoque, sino también en cómo este se estructuraba. No es tan fácil referir a cada tipo de patrimonio de manera divisible, hablar de patrimonio natural sin necesariamente aludir a su vinculación con el ser humano y su habitar, por ende también al patrimonio cultural.

Existen formas de vida tradicionales y contemporáneas, que entregan y generan sentidos que no sólo nos permiten comprender la realidad y los diversos modos de vida, sino también transformarlas. Dichas formas de vida particulares y valiosas, que procuran por la sostenibilidad de un territorio y sus habitantes se encuentran cada vez más en riesgo de desaparecer y hay que protegerlas.

Así, parece cada día más relevante visibilizar los conocimientos ancestrales y/o contemporáneos, sobre las historias que no han sido contadas, para que las comunidades y su cultura dejen de ser objeto y sean sujeto de su propia historia.

Un ejemplo de gestión y propuesta de un desarrollo sostenible en el cual la comunidad cobra relevancia, no sólo por habitar el territorio, sino por transformarse en ciudadanos responsables, es el de Frutillar con diversas iniciativas como Frutillar Ciudad Creativa de la Música; la protección de su patrimonio arquitectónico y la Fundación PLADES que apoya el desarrollo de Frutillar.

Mira la columna de Diario El Llanquihue Aquí

 

 

 

 

Av. Bernardo Philippi 753, Frutillar | +569 77651804 | info@pladesfrutillar.cl