• Inicio    >
  • Noticias    >
  • Sobre Edificios y Personas. Columna de Tomás Cortese

Sobre Edificios y Personas. Columna de Tomás Cortese

16 abril, 2018

A menos de dos semanas de asumir el desafío como Director Ejecutivo de la Fundación PLADES., me gustaría compartir una breve reflexión sobre la construcción de ciudades.

Ciudades o pueblos son el resultado ineludible de un cruce entre sus personas y sus construcciones, pero finalmente son las personas las que hacen una diferencia más potente.

La percepción sobre vivir o visitar una determinada ciudad o lugar puede ser diametralmente distinta dependiendo de con quién(es) se interactúa. Asimismo, la percepción de calidad de vida en una ciudad se alimenta de un componente muy subjetivo que pasa por la empatía, cultura cívica y capacidad de colaborar de sus habitantes, lo que se potencia (o no) con la calidad de su diseño urbano y equipamiento. Es difícil determinar qué viene primero, si la cultura cívica y capacidad colaborativa lleva a ciudades más bellas y funcionales o bien es al revés… Pero la mayoría estará de acuerdo en que la combinación de los dos factores es esencial para lograr lo que entendemos por “calidad de vida”.

Hoy en torno al lago Llanquihue, junto con la inminente ejecución de proyectos urbanos y de equipamiento en todas las ciudades del lago, surgen notables emprendimientos en los más diversos ámbitos, iniciativas que reflejan la calidad de las personas que viven y trabajan en la zona.  Organizaciones sin fines de lucro, preocupadas por los humedales de la cuenca, emprendimientos educacionales innovadores que trabajan para que Los Lagos se convierta en una región líder mundial en educación creativa, iniciativas que promueven la navegación inclusiva, redes de monitores ciudadanos del medioambiente, un circo educativo que invita a niños y jóvenes a entrenarse y moverse en las tardes del invierno sureño, emprendimientos culturales y musicales que logran estándares de clase mundial, entidades públicas “jugadas” promoviendo la innovación social en todos los ámbitos y así una lista de iniciativas tan larga que no cabría en esta columna.

Sin duda existen y siempre existirán desafíos y problemáticas de difícil solución, pero se puede ver que los factores sociales y de infraestructura necesarios para alcanzar un desarrollo armónico y sostenible están convergiendo, no sólo en Frutillar, sino que en todas las ciudades en torno al lago.

 

Tomás Cortese Mena

Director Ejecutivo

Fundación para el Desarrollo Sustentable de Frutillar (PLADES)

 

Lee la nota AQUI

http://www.ellanquihue.cl/impresa/2018/04/15/full/cuerpo-principal/10/texto/

Av. Bernardo Philippi 753, Frutillar | +569 77651804 | info@pladesfrutillar.cl